ALEMANIA: RETAZOS DE UN PASADO NEGRO Y UN PRESENTE A TODA MAQUINA